El 100% de las instituciones educativas oficiales de los municipios no certificados del departamento contarán con una apuesta pedagógica por el futuro de una generación feliz y con bienestar.

Un total de 276 Instituciones Educativas Departamentales (IED) pertenecientes a 108 municipios no certificados de Cundinamarca iniciaron la implementación de la primera y segunda etapa de la innovación curricular con enfoque de felicidad y bienestar diseñada por la Secretaría de Educación.

Esta iniciativa tiene el propósito de formar seres humanos felices, críticos, creativos, autónomos, capaces de tomar decisiones que generen bienestar, transformando la comunidad educativa en un entorno de protección para los niños, niñas, jóvenes y adolescentes del departamento.

“Cuando una institución educativa es consciente de la importancia del bienestar y la felicidad en su comunidad educativa, es imperativo ajustar su horizonte institucional. Esto es, su misión, su visión, el perfil del egresado, y naturalmente, su currículo. Para acompañar a las instituciones en este desafío la Secretaria de Educación suscribió un convenio de asociación con la Fundación Internacional de Pedagogía Conceptual Alberto Merani, con la cual se diseñó la innovación curricular y la canasta educativa de felicidad en el 2018”, manifestó María Ruth Hernández, secretaria de Educación departamental.

Durante la primera visita de socialización y sensibilización realizada a estos municipios se expuso el sentido y la importancia de esta estrategia de transformación educativa y se motivó a los Grupos de Gestión de la Implementación de la Innovación Curricular en las IED a apoyar y participar en las diferentes acciones que se han previsto para su desarrollo.

Con esta apuesta de formación en felicidad se espera, entre otros alcances, dotar de sentido y significado la práctica pedagógica además de sensibilizar a los docentes sobre la importancia de las emociones y experiencias positivas en su vida personal y en el desarrollo de su trabajo en el aula de clase, promoviendo relaciones armónicas con su ser, con los otros y con la naturaleza; orientando las metas y logros hacia el mejoramiento de los aprendizajes de los estudiantes y sus competencias emocionales para ser felices; y desarrollando una actitud crítica y creativa frente a su proyecto de vida.

La implementación de esta primera y segunda etapa, que se viene adelantando durante el año en curso, comprende las siguientes acciones:

  • Socialización y sensibilización frente a la implementación de la innovación curricular en los 108 municipios no certificados.
  • Adecuación, reproducción y entrega de los elementos y materiales en sitio que conforman la “Canasta Educativa de Felicidad” 
  • Formación de 10 docentes por IED en el Diplomado de Felicidad, Bienestar y Nuevo Liderazgo. Se exceptúan de esta formación las 15 IED que fueron focalizadas y formadas en el año 2018.
  • Formación de 10 personas de la comunidad educativa del 100% de IED de los 108 municipios no certificados en el diplomado de “Embajadores de la Felicidad”.
  • Conformación de la Red de Docentes Formadores en Felicidad y Bienestar.
  • Orientación, acompañamiento y seguimiento para incorporar y armonizar la propuesta de innovación curricular con el proyecto educativo institucional.
  • Evaluación y sistematización de la experiencia.

A la fecha se han vinculado 4.700 personas a la formación en felicidad, entre directivos, docentes, padres de familia, estudiantes y administrativos de las instituciones educativas oficiales, quienes reciben acompañamiento en sitio y seguimiento a través del Aula Virtual creada para este fin.

Fuente: Gobernación de Cundinamarca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *