El toma y dame por la Alcaldía de Soacha, el panorama político en Soacha de cara a las próximas elecciones

A menos de un mes para que se realicen las elecciones a gobernaciones, alcaldías, concejos y edilatos se ponen muy calientes las campañas, en Soacha como es usual el juego sucio es el protagonista; pero todo esto tiene un contexto y como era de esperarse el peor de los apasionamientos ya salió a flote.

Lo que se rumora en los corrillos políticos, desde hace un par de meses, es que la Alcaldía está dividida entre las dos campañas, y todo porque uno de los colaboradores más cercanos al alcalde y quien fuere “su mano derecha” durante su mandato, le dio la espalda para convertirse casi que en el jefe de campaña de Saldarriaga al interior de la Administración; confundiendo a muchos funcionarios y contratistas. La confusión era evidente, sin embargo, la división se evidenció y entre traiciones y deslealtades hoy es claro quiénes están en la campaña de Giovanni y quienes en la de Saldarriaga, pues los mismos seguidores se han encargado de divulgarlo en las redes sociales, y es que Colombia es un país democrático y todos los ciudadanos son libres de escoger a quién apoyar; razón por la cual debería hacerse libremente y no por presiones de un lado y otro, porque para nadie es un secreto que estas dos campañas tienen rabo de paja.

No obstante, lo peor del ser humano se ha visto reflejado en esta contienda por la Alcaldía, ya que, personas que trabajaron los 4 años con la actual administración hoy salen a hablar mal de ella, situación bastante incoherente, pues tuvieron la oportunidad de trabajar para un gobierno y hacer las cosas bien, pero sin ningún tipo de presentación denigran del gobierno al que pertenecen, es como si despotricaran del trabajo de ellos mismos, eso si no tiene presentación.

Las campañas NO entienden que las redes sociales no ponen votos, son un simple termómetro para monitorear que hace uno u otro candidato, comentarios van y vienen siempre de los mismos, a favor o en contra, un ejército de perfiles falsos se mueven de un lado a otro haciendo daño, pero siempre de las mismas personas.

Se habla de muchas cosas, de infiltrados en las dos campañas, de guerra sucia, de persecución a contratistas (cosa que se ha evidenciado en las dos campañas) y tal vez los dos candidatos son ajenos a estos temas, pero sus apasionados seguidores se encargan de calentar el ambiente, sabiendo que cuando llegue al poder sea cual sea el ganador, a unos les tocará hacer fila para mirar si les van a dar lo que buscan y los otros tal vez a ocupar los mismos cargos de antes con los mismos salarios y sin posibilidad de ascender; porque los que llegan a ocupar los grandes cargos no están perdiendo su tiempo en hacer memes, guerra sucia o persecución a contratistas, grabando videos o sacando fotos o audios para hacer quedar mal ante la opinión pública a los candidatos, esto simplemente es hacerlos más populares. Los grandes cargos quedarán para otras personas, para esos que sí saben cómo moverse en la política.

La invitación es para que los seguidores de estas dos campañas le bajen a la agresividad, piensen con cabeza fría, analicen que después del 28 de octubre volverán a encontrarse y hablarse con compañeros que están en la campaña contraria, que esto es efímero y que en política NO todo se vale, hay que dejar la violencia a un lado y trabajar con ideas, más bien multipliquen los Programas de Gobierno de sus candidatos, convenzan a la gente de cuál es la mejor opción y déjenlos trabajar tranquilamente.

Para los dos candidatos el mejor consejo es que aparten de esos “asesores” que, aunque ellos no lo vean les hacen mucho daño, dejen de creer todo lo que les dicen, actúen con sabiduría y con el instinto político que los caracteriza, no se dejen deslumbrar por magos o astronautas que creen sabérselas todas, ustedes conocen las necesidades de su ciudad, trabajen a conciencia y no alcahueteen la guerra sucia que sólo genera más violencia.

Independiente de los intereses personales que todos tengan, lo más importante es el futuro de Soacha y sin importar quién gane, ninguno tiene la varita mágica para resolverle todos los problemas a Soacha, el que llegue deberá hacer un trabajo juicioso, honesto e inteligente para mitigar en algo las problemáticas de este municipio; porque aquel que prometa que solucionará todos los problemas de Soacha es un mentiroso, eso ni los Avengers lo conseguirían.

Piense muy bien su voto, averigüe bien los Programas de Gobierno y tome una decisión a conciencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *