“Hemos avanzado 70% en la recuperación del río Bogotá y ya es navegable desde Soacha hasta Chía”: director de la CAR

El director de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), hizo un balance de los avances en materia de construcción de plantas de tratamiento de aguas y descontaminación en el departamento.

Luis Fernando Sanabria, director de la Corporación, reveló en entrevista para el diario económico La República que, a pesar de los retrasos que ha causado la pandemia para continuar la construcción de la planta de tratamiento de aguas residuales el Salitre, la cual tratará el 25% de las aguas de Bogotá, la entrega de esta sería entre abril y mayo de 2022.

Asimismo, Sanabria indicó que en materia del río Bogotá, respecto al proceso de su descontaminación, ha sido un trabajo que ha tomado cerca de seis años, de los cuales destacó que tres años han sido de solo dragado para sacar los sedimentos, de tal vez 30 o 50 años, los cuales son los residuos que día a día cuando vamos al baño disponemos, y estos terminan llegando al río.

“Esta fue una primera labor, muy importante, porque sino hacemos este dragado, por más plantas de tratamiento y por más control a vertimientos, siempre estarán sedimentos en el fondo, queriendo decir que hay contaminación y sería permanente”, informó el director al medio, quien destacó que estos trabajos han permitido que un trayecto del río ya sea navegable.

¨Hemos avanzado en el 70% de la recuperación, y es importante resaltar que hoy en día el río es navegable desde Soacha hasta Chía¨

Luis Fernando Sanabria

De igual forma, durante la entrevista detalló que a pesar que actualmente las condiciones del agua no son óptimas, “lo que se busca es que, una vez el río tenga oxígeno disuelto, haya empresas que presten el servicio de transporte en una hora, eso ya lo hemos logrado, pero sigue faltando todavía 30% para que tengamos un río con vida, es decir, que veamos peces y flores”, sostuvo Sanabria.

Sin embargo, frente a la posible navegabilidad en el río en este tramo, el director afirmó que no se hace aún al público porque falta todavía trabajar en el fuerte olor que emana el río, pues ha sido muchos años de contaminación, pero indicó que si es posible a futuro.

“Porque si hoy alguien se para en el puente de guadua, en la calle 80 con el municipio de Cota, actualmente no se identifican olores, pero aún así el agua no es lo que se quisiera. Falta ese 30% y eso es bastante”, afirmó el vocero de la Corporación.

En cuanto a otros proyecto en los que trabajan, a nivel departamental, Sanabria contó que la pandemia, en medio de la difícil situación para el humano, logró que Cundinamarca pudiera volver a respirar y divisar fauna y flora, que por lo general vive escondida.

Asimismo, contó que continúan todas las labores para la recuperación de la Laguna de Fúquene, la cual es hija del Río Suárez y que pretende ser descontaminada con la construcción de la Planta de Tratamiento de aguas residuales de Ubaté, que actualmente registra un avance de obras cercano a 80%. Sin embargo, pese a la construcción de esta PTR la recuperación de la laguna puede tardar hasta 15 años.

En cuanto al impacto que esta construcción generaría y a quienes beneficiará, el director de la CAR señaló: “Ahí tenemos aproximadamente 297 personas trabajando. El impacto para la región es muy importante, además, entre Zipaquirá y San Gil, e incluso Bucaramanga, el sitio que genera más empleo, sin contar las entidades públicas, es la Laguna de Fúquene”.

Al finalizar, se refirió a las últimas imágenes que se conocieron de la laguna de Suesca, de la cual indicó que desde la CAR saben que se ha visto seriamente afectada por la épocas de sequía, pues aclaró que a esta laguna no le llega ninguna fuente de agua que la alimente, fuera de las aguas lluvia, por lo que señaló que deberán desde la Corporación analizar y realizar estudios para saber si existe alguna filtración.

Fuente: La Republica & Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *