“El plan de vacunación es nacional, no municipal”: alcalde de Soacha pide retiro de tapabocas en su municipio

El alcalde asegura que Soacha ya supera el 70 % de población con esquema completo de vacunación, pero muchos de sus habitantes recibieron sus dosis en Bogotá

A muchos habitantes de Colombia les cayó bien el anuncio del ministro de Salud, Fernando Ruiz, de que el uso de tapabocas en espacios abiertos dejaría de ser obligatorio donde se hubiera superado el 70 % de esquemas completos de vacunación.

Con ese anuncio, los mandatarios de los municipios revisaron su porcentaje de habitantes vacunados y dieron la buena noticia a sus habitantes. Ciudades como Bogotá, Medellín, Ibagué, Pasto, Cartagena y Barranquilla, así como municipios satelitales como Envigado, celebraron sus avances en el Plan Nacional de Vacunación y la nueva libertad para caminar por la calle sin tapabocas.

No obstante, la mirada empezó a posarse en los alcaldes cuyos gobiernos siguen sin cumplir la cuota de habitantes inmunizados. Es el caso de Soacha, municipio vecino de Bogotá donde residen muchas personas que trabajan o estudian en la capital.

Según el reporte entregado por Fernando Ruiz, Soacha tiene 783.632 habitantes, de los cuales un 54,3 % ha recibido una sola dosis de la vacuna y un 41,1% ha completado el esquema básico. 461.684 soachunos todavía necesitarían hacerlo, si esas cifras se siguieran al pie de la letra. Al no cumplir la cuota, los habitantes de Soacha todavía tendrían que usar tapabocas en exteriores.

El alcalde del municipio, Juan Carlos Saldarriaga, se mostró en desacuerdo. Según él, las cifras del Gobierno nacional se están calculando por el número de vacunas aplicadas en los puestos de salud de cada municipio, mas no por el sitio de residencia de las personas vacunadas.

Eso afecta las cifras de Soacha porque muchos de sus habitantes tuvieron la facilidad de trasladarse hasta Bogotá para vacunarse. Entonces, Saldarriaga pulló a Ruiz para que cambie la presentación de estos datos.

Tenemos que pedirle al señor ministro de Salud que organice la casa, porque las IPS de las personas que vivimos en Soacha y trabajamos en Bogotá no se vacunaron en Soacha sino en Bogotá, con las IPS de Bogotá. O sea que hay una base nacional que tiene que expedir el Ministerio de Salud referente a la vacunación de acuerdo a la dirección, porque cuando uno se iba a vacunar le decían “¿en dónde vive usted, cuál es la dirección?” para registrar el sitio de su residencia. Nosotros, hoy en Soacha, estamos convencidos de que estamos por encima del 80 % de vacunación en nuestra población.

Por otro lado, el alcalde insistió en que el porcentaje de vacunas aplicadas en las IPS del municipio corresponden a las que han recibido por parte del Gobierno nacional.

No quiere decir que tengamos vacunas guardadas ni esperando conseguir la gente. La gente se ha vacunado o en Bogotá o en Soacha. En Soacha no ha llegado más biológico; el biológico que ha llegado lo hemos puesto.

Saldarriaga finalizó sus declaraciones pidiendo al ministro Ruiz que calcule el porcentaje real de vacunación con los datos que ya poseen, en lugar de cargar la responsabilidad de corroborar cifras sobre los alcaldes de Bogotá y sus municipios aledaños.

El plan de vacunación es nacional, no municipal ni departamental. […] Uno puede decirle a una población que está con una vacunación por encima del 80 % que no puede quitarse el tapabocas en espacio público, que se demoró el Gobierno nacional en haberlo quitado; pero bueno, ya lo quitó. Hoy la problemática es que lo van a quitar con unos números y unos porcentajes que ni siquiera el Gobierno nacional tiene claros.

Otros municipios de Cundinamarca que no han alcanzado el porcentaje necesario son Chía (69 %), Cajicá (66 %), Facatativá (66 %), Funza (62 %), Madrid (61 %), Sopó (61 %), entre otros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.